Pide Cámara de Comercio de EU sea retirada la propuesta de reforma eléctrica

Fortalecer a la CFE por encima de sus competidores privados atenta contra la libre competencia, contraviene a la Constitución, la Ley de Transición Energética y el Acuerdo de París, dijo a su vez AMCHAM/MÉXICO.

La Cámara de Comercio de Estados Unidos (AMCHAM) hizo un llamado al gobierno mexicano para que retire el proyecto de ley de reforma eléctrica y se comprometa con el sector privado en soluciones tangibles para impulsar la industria energética.

El proyecto de ley de reforma eléctrica presentado en el Congreso de México esta semana es profundamente preocupante. Cambios tan drásticos abrirían la puerta para el restablecimiento de un monopolio en el sector eléctrico”, expresó el vicepresidente senior para las Américas de la Cámara, Neil Herrington.

Consideró además que tales cambios contravendrían directamente los compromisos asumidos por México en el T-MEC, además de que aumentarían significativamente el costo de la electricidad y limitarían el acceso a la energía limpia para los usuarios en el país.

Herrington añadió que, desafortunadamente, dicha reforma es la última de un patrón de decisiones preocupantes del gobierno mexicano que han minado la confianza de los inversionistas extranjeros en el país en el preciso momento en que se necesita más que nunca una mayor inversión extranjera directa.

Expresó su expectativa de trabajar con la Administración Biden, socios comerciales clave y sus socios en México para apoyar un sector de energía eléctrica competitivo en el país que proporcione un campo de juego nivelado para el sector privado y contribuya al crecimiento sostenible y la generación de empleo.

En tanto, la oficina en México del organismo manifestó que fortalecer a un actor estatal por encima de sus competidores privados atenta contra la libre competencia, contraviene a la Constitución, la Ley de Transición Energética y el Acuerdo de París al privilegiar la compra de energía generada por las centrales de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en detrimento de alternativas de energía limpia.

La reforma que pretende el gobierno a la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) es inconsistente con los compromisos asumidos por México en el marco del T-MEC, al no reconocer derechos adquiridos y los contratos otorgados bajo el marco legal vigente, coincidió AMCHAM/MÉXICO.

Agregó que la Iniciativa de Reforma a la LIE representa un retroceso para la competitividad del sector, el Estado de Derecho y el desarrollo sustentable del país.

Históricamente, 1 de cada 4 pesos de la Inversión Extranjera Directa UIED) en el sector energético de México proviene de Estados Unidos, advirtió, por lo que, como representantes de la comunidad binacional de negocios, reconocen la soberanía nacional para regular el sector energético, el potencial de profundizar la integración energética de Norteamérica, el beneficio de que la CFE tenga finanzas sanas y que el costo y el impacto ambiental de las energías renovables es menor.

A medida que México sale de su peor contracción económica desde la Gran Depresión, nada resultará más vital para su recuperación que los empleos y el crecimiento que generan los inversores estadounidenses y extranjeros, expuso Herrington.

Eliminar la obligatoriedad de comprar por subastas, un mecanismo diseñado para asegurar que la energía que se compra al mejor precio y con la mejor tecnología en términos de bajas emisiones, tiene un impacto ambiental negativo y daría prioridad a energía más contaminante y costosa, señaló AMCHAM/MÉXICO.

En tanto que obligar a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) a revocar los permisos de autoabastecimiento, añadió, modifica unilateralmente los derechos de los particulares para cancelar permisos, renegociar o terminar anticipadamente contratos públicos, lo cual es violatorio del principio de no retroactividad de la ley.

Por tanto, la oficina en México de la AMCHAM hizo un llamado a la reflexión de los Legisladores de ambas Cámaras para guiar la política energética nacional bajo un enfoque de certidumbre, libre competencia y respeto de los compromisos internacionales.

Propuso impulsar una política energética que fomente que las empresas mexicanas sean más competitivas, y que las inversiones en el sistema de transmisión eléctrica den viabilidad a más energía renovable, así como el despacho de la generación eléctrica más económica.

Según sus datos, AMCHAM/MÉXICO agrupa a más de mil empresas en el país, que representan 21% del PIB, 20% de la inversión privada y generan 2.5 millones de empleos formales directos y seis millones de indirectos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *