Con identidad, América golea a Chivas en el Clásico Nacional

Con doblete de Henry Martín y un gol de Sebastián Córdova, las Águilas vencieron 3-0 al Rebaño Sagrado a domicilio.

Las Chivas de Vucetich son historia. El proyecto de Víctor Manuel no va a más, desde la goleada en San Luis se le acabó el tiempo, la retórica de los seis partidos sin perder no aguantaría mucho y el espejismo contra Pumas fue cosa del pasado. El Rebaño festejó empatarle a Necaxa y Querétaro, era obvio que cuando llegara un rival mejor armado las derrotas llegarían. Vucetich se hunde y su proyecto no llega a Semana Santa, los americanistas abusaron y le dieron un baile de escándalo, los tapatíos ni las manos metieron. Vucetich mandó un un equipo lanzado al frente. El Rey Midas puso a Isaac Brizuela de lateral derecho esperando tener profundidad en ese sendero y hacer un tándem con Uriel Antuna, pero por la izquierda Alejandro Mayorga no podía ir, era lateral marcador haciéndole sombra a Sebastián Córdoba. La primera de gol llegó pronto y cómo es normal, Chivas la falló. Jesús Angulo recibió el balón y quedó sin marca frente a Ochoa y disparó finito por un costado Chivas se perdía una clara, muy clara, el de Culiacán se perdió un gol fácil, sencillo, era para tomar una ventaja cómoda al inicio del duelo.

América entendió el juego y Fidalgo se entendía con los ojos cerrados con Córdoba y acorralaron al Rebaño en su reducto. Los de Coapa dominaban el juego, tenían el balón y generaban sensaciones de peligro constante. La primera del América fue al minuto 26, Álvaro Fidalgo tomó un rebote a la altura del manchón de penalti, tenía todo a su favor y la mandó a las tribunas.

Córdoba en tiro libre intentó y Gudiño contuvo con los puños, pero el asedio americanista fue mucho y al 430, Henry Martín remató de forma espectacular y venció el lance de Gudiño. Chivas volvía a perder una pelota detenida y al descanso se iban perdiendo en el marcador. Henry le ganó la posición a Jesús Molina, el mejor hombre defendiendo por arriba y gol de las Águilas. El panorama no podía estar peor.

Para el complemento Vucetich mandó a la cancha al Chicote Calderón y a Chelito Zaldívar y metió al Chapo Sánchez y sacó de la cancha a José Juan Macías, el mejor jugador que tiene el Rebaño, en un movimiento de Vucetich que provocó la ira de JJ, Macías salió enojado como pocas veces se le ha visto.

Al minuto 70, Ángel Zaldívar tuvo la del empate, tuvo para igualar el pleito, pero definió por un costado, el Chelito la tuvo y la dejó ir. El partido estaba prácticamente imposible para los tapatíos y Miguel Ponce quien no tenía ni 10 minutos en la cancha regaló una tarjeta roja, le mató el ritmo al Rebaño y le puso el triunfo en bandeja de plata al América.

Para el 75′, Henry Martín marcó el segundo ante una débil marca del Pollo Briseño quien se regaló ante el delantero de los capitalinos y dos por cero para los de Coapa. Al 79, Córdova aprovechó una salida débil de Raúl Gudiño y marcó el tercero de la noche. Gudiño héroe otras noches cometió dos pecados que acabaron en gol del América. Los de Coapa caminando se llevaron el Clásico caminando, el Rebaño está en caída libre. La crisis se profundiza, Molina perdió la marca en el primer gol, Pollo en el segundo y Gudiño en el tercero salió en cámara lenta. Chivas no tiene pies, ni cabeza, se acabó el verso y no hay futuro, el proyecto se tambalea y no hay futuro. El torneo se escapa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *