JENNIFER LOPEZ Y BEN AFFLECK: UNA RELACIÓN TÓXICA.

Después del furor que causó la fotografía del beso entre JLo y Affleck que confirmó la reedición de “su relación”, el actor fue captado en Las Vegas, la capital del juego, donde se le vio recaer en dos de sus principales adicciones: el juego y las mujeres. Dado el historial del también productor, se trata de una conducta reiterada de vicios e infidelidades.

Durante su estancia en La Vegas, el actor fue visto con la modelo de playboy Shauna Sexton, de 26 años, con quien tuvo un romance en 2018. Cabe destacar que en una entrevista con un diario estadounidense la modelo declaró que haber salido con Affleck fue algo que la marcó para siempre, debido a los altibajos en el temperamento y la conducta del actor.

Días después, la reina del Bronx fue captada saliendo llorosa de la casa de Affleck, y no era para menos, pues noticias de este tipo provocan decepción y tristeza, más cuando la relación se encuentra en sus inicios y todo mundo tiene los ojos puestos en ellos.

El #Bennifer2021 es la reedición de una relación tóxica, de altibajos, donde la inestabilidad emocional y vicios de Ban Affleck pueden generar un daño irreparable en la vida personal y carrera profesional de Lopez.

Prueba de esta inestabilidad a la que está sometida JLo es que días después de las fotografías donde Jennifer Lopez se ve llorando, la pareja se dejó seguir por paparazzi en su “cita romántica” en Beverly Hills, donde ambos se ven sonrientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *