AMLO se deslinda de la creación de carta responsiva por regreso a clases

El presidente de México dijo que él hubiera dicho «no», si le hubieran consultado crear la carta que tienen que firmar padres de familia.

Ciudad de México.- Andrés Manuel López Obrador, presidente de México dijo que él no tuvo la decisión de crear al carta responsiva que padres de familia tendrán que firmar para el regreso a clases de sus hijos el próximo 30 de agosto.

En conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional el mandatario aclaró que la decisión vino «de abajo» y que él hubiera dicho que «no» a la creación de dicha carta.

«¿Ustedes creen que yo tuve que ver con la carta? Fue un decisión abajo, si me hubiesen consultado les hubiera dicho no, somos libres, prohibido prohibir», dijo el presidente.

De igual manera, señaló que el regreso a las aulas no es obligatorio, es voluntario.

Al mismo tiempo, agregó que se deben de tomar riesgos y enfrentar la vida.

«Tenemos que correr riesgos»; «Tenemos que salir a enfrentar la vida y confiar en que nos va a ir bien, porque la suerte también cuenta».

El pasado 12 de agosto, la secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez, informó en conferencia de prensa desde Palacio Nacional que los padres que envíen a sus hijos a clases presenciales el próximo 30 de agosto deberán mandarlos con una carta compromiso firmada donde autoricen que asistan a la escuela.

La titular de Educación en México también informó que será un requisito que los niños regresen con cubrebocas, gel antibacterial y que antes de salir de casa, monitoreen si el menor no tiene ningún síntoma relacionado a covid.

«Se les pide a los padres de familia que nos hagan favor de precisamente enviarlos con cubreboca y enviarlos con su gel y por otro lado también que nos lleven a cabo lo que es la carta compromiso la carta de aceptación precisamente, en donde autorizan que el pequeñito puede estar dentro de lo que es la asistencia a la escuela», informó Delfina Gómez. 

La secretaria de Educación Pública de México, Delfina Gómez, insistió en la misma conferencia del pasado jueves que el regreso a clases presenciales es «inminente», el 30 de agosto, porque el cierre por la pandemia de covid-19 ha dejado en los niños «problemas muy fuertes de violencia, de obesidad y de estrés».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.