Cohetes y fogatas incrementaron contaminación en Año Nuevo

La Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came) mantuvo todo el sábado la fase preventiva en la zona metropolitana del valle de México por la alta presencia de partículas PM10 y PM2.5, que suspendió por la noche, luego de que se registrara un incremento en la velocidad del viento, lo que favoreció la dispersión de contaminantes.

En un comunicado, el organismo precisó que los promedios móviles de 24 horas de ambas partículas registraban concentraciones altas debido a la pirotecnia y las fogatas por los festejos de Año Nuevo.

La ruptura de las inversiones térmicas al mediodía, el incremento gradual de la intensidad del viento y el desplazamiento del sistema de alta presión que generó la estabilidad atmosférica en la mañana, favorecieron su dispersión y se mantuvo el descenso progresivo de la polución durante la tarde.

Temprano había informado que la noche del 31 de diciembre y la madrugada del 1º de enero se presentaron emisiones extraordinarias, generadas por pirotecnia, fogatas y otros materiales que incrementaron los niveles de contaminación por PM10 en la zona noreste.

A las 20 horas señaló que las concentraciones de partículas PM10 y PM2.5, de acuerdo con el índice aire y salud, se encontraban en condición buena en la mayoría de las estaciones del valle de México y aceptable en el resto.

La información meteorológica más reciente indica un incremento de la velocidad del viento, favoreciendo la dispersión de las partículas durante la noche.

El organismo hizo un llamado a la población para reducir la emisiones de contaminantes a la atmósfera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.