La deuda externa comienza a disminuir tras la crisis económica, asegura AMLO

Rendirá un informe socioeconómico cada primer jueves de mes

En la actual administración federal, la deuda externa tuvo una reducción en su primer año de un punto del producto interno bruto (PIB), pero con la crisis económica generada por la pandemia subió siete puntos porcentuales, no obstante, ya comenzó nuevamente a bajar con la recuperación económica, afirmó ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador

Como parte de un informe sobre resultados socioeconómicos, el cual rendirá cada primer jueves de mes, presentó estadísticas de indicadores como inversión extranjera directa, inflación y diversos delitos.

Explicó que por un fenómeno global la inflación llegó a 7.3 por ciento, pero como nunca en la historia reciente se había aumentado tanto el salario mínimo, por eso no se lo ha comido (al incremento salarial). Se lo comía, se lo tragaba en el periodo neoliberal, la inflación siempre estaba por encima del salario mínimo.

Sobre la deuda externa, subrayó que ésta se encuentra ligada al PIB, por lo que ha tenido variaciones pese a no contratar financiamiento. Mostró una gráfica en la cual al inicio de su administración se registró una tendencia de descenso, luego de haber alcanzado 48.2 por ciento en 2016.

En 2019 bajó un punto porcentual respecto al año anterior, para quedar en 45.1 por ciento, pero nos vino la pandemia y se nos cayó el PIB 8.5 (por ciento), lo cual derivó en que la deuda se ubicara en 52.1 por ciento. Durante el año pasado, recuperó nuevamente su tendencia descendente con casi dos puntos, para quedar en 50.4 por ciento, y esperemos que siga bajando en la medida en que va a ir incrementándose el PIB, agregó.

Al medir por variación en cifras totales en pesos, indicó que la deuda subió más en los tres primeros años de los tres sexenios anteriores: Con Vicente Fox lo hizo en 36.4 por ciento; con Felipe Calderón en 90.8 por ciento; con Enrique Peña lo hizo en 52.4, y en su administración ha subido 21.4 por ciento.

Nada más apunto que nos tocó la crisis económica más drástica de los últimos 100 años, la caída de la economía fue brutal en el mundo. En el caso de México no padecíamos una caída así desde los años 30 del siglo pasado… Nosotros no hemos contratado deuda.

Explicó que dos de los años de su mandato son los de mayor atracción de inversión extranjera directa, sólo debajo de 2013, cuando cerca de la mitad de las inversiones se debieron a la venta de Grupo Modelo. En 2019 se reportaron inversiones por 26 mil 56 millones de dólares, y el año pasado por 24 mil 832 millones.

El mandatario añadió que la inflación, que es nuestro desafío, subió más que en la gestión de Peña Nieto. En noviembre pasado estaba en 7.37, el nivel más alto en 20 años.

López Obrador aseguró que es un fenómeno externo, por lo que en diversos países hay niveles similares. Brasil registra 10.7 por ciento de inflación; Rusia, 8.4 y Estados Unidos, 6.8, entre otros.

Confió que será transitorio, pero depende de muchos factores externos ligados a la producción mundial.

Por otra parte, expuso que la Bolsa Mexicana de Valores tuvo una ganancia de 27.7 por ciento desde el arranque de su gobierno; el peso se mantiene en un tipo de cambio prácticamente igual a diciembre de 2018; los puestos de trabajo se encuentran por arriba del inicio de la pandemia; el salario promedio creció a 13 mil 253 pesos mensuales; el salario mínimo aumentó en 14.4 por ciento este año, y hubo una recepción histórica de remesas.

También detalló que tras una línea de ascenso en homicidios dolosos, en los dos últimos años bajaron 0.4 por ciento en 2020 y 4.16 por ciento en 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.