Nacional

Secretaría de Salud: México requiere 200 mil médicos generales y especialistas

El titular de la Dirección General de Calidad y Educación en Salud (DGCES), José Luis García Ceja, aseveró que con la formación de nuevos profesionales, se avanza la estrategia trazada por el gobierno de México para atender el déficit de médicas y médicos generales y especialistas en el país.

Destacó que nuestro país requiere 200 mil médicas y médicos generales y especialistas para ofrecer servicios de salud a personas sin seguridad social en zonas marginadas de las grandes ciudades o de difícil acceso en áreas rurales del país.

Mención especial hizo de la tarea que ha estado pendiente por varias décadas y que se debe de saldar en especial en estados como Chiapas, Oaxaca y Guerrero, que han estado desprotegidos de este derecho. Nuestro país cuenta con una tercera parte de profesionales de la medicina que debe tener una nación por cada cien mil habitantes, conforme a recomendaciones de organismos mundiales de salud. “Esto es lamentable porque se han hecho esfuerzos por mejorar la salud”.

Así lo estableció, al asistir a la ceremonia de graduación de residentes en la Ciudad de México, el titular de la DGCES, en representación del titular de la Secretaría de Salud, Jorge Alcocer Varela.

A las y los recién egresados les pidió que, independientemente de que trabajen en la iniciativa pública o privada, siempre ofrezcan servicios médicos de calidad, con sentido humano, sobre todo a quienes carecen de seguridad social.

En su oportunidad, la secretaria de Salud local, Oliva López Arellano, manifestó su entusiasmo de que 310 nuevos especialistas se sumen a la atención de la salud con actitud de compromiso para transformar y garantizar el derecho a la protección de la salud de las personas sin seguridad social.

Recordó que hace tres años se confirmó el primer caso de COVID-19 en la Ciudad de México y en el país, y se vivieron momentos difíciles “y hemos tenido que enfrentar múltiples desafíos. No obstante, con la participación del gobierno federal, la Secretaría de Salud, e instancias formadoras como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), tenemos una situación absolutamente distinta”.

La emergencia sanitaria, abundó, nos mostró el peso que tienen las condiciones de salud de las personas en su calidad de vida y el desarrollo de comorbilidades. Hay tareas pendientes como profundizar en la prevención y detección oportuna de enfermedades crónicas no trasmisibles, que jugaron un papel importante en los casos graves y decesos por COVID-19.

A su vez, la directora de Formación, Actualización Médica e Investigación de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, Lilia Elena Monroy Ramírez, destacó la participación del personal directivo y jefes de enseñanza para mejorar la capacitación y los programas académicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *