Mundo

Grecia suma 4 muertos y más de 800 rescatados en medio de tormentas

Las inundaciones generalizadas en el centro de Grecia han dejado al menos cuatro muertos y seis desaparecidos, con fuertes tormentas que convirtieron arroyos en torrentes, reventaron represas, arrasaron carreteras y puentes y lanzaron automóviles al mar.

Las autoridades desplegaron buzos y especialistas en rescates rápidosen agua mientras los residentes de algunas de las zonas más afectadas se cobijaban sobre los tejados de sus casas para escapar de inundaciones que alcanzaron los 2 metros (6 pies) de altura.

Las tormentas también azotaron las vecinas Bulgaria y Turquía y mataron a 15 personas entre los tres países.

En Grecia, los helicópteros, que no habían podido despegar antes debido a los frecuentes rayos, comenzaron a sacar a personas de las zonas inundadas y a trasladarlas a un lugar seguro el jueves por la tarde.

Al menos tres aldeas del centro de Grecia quedaron completamente aisladas por las inundaciones, y sus residentes llamaron a las estaciones de radio para reportar el colapso de sus viviendas y pedir ser rescatados.

El cadáver de un hombre que había sido reportado como desaparecido el miércoles fue recuperado de un arroyo el jueves, elevando a cuatro el número de muertos en el país por las inundaciones.

Vassilis Kikilias, ministro griego de crisis climática y protección civil, dijo que más de 885 personas habían sido rescatadas por el momento y seis estaban desaparecidas. El ejército informó que había desplegado más de 25 embarcaciones para rescatar a personas varadas por las inundaciones, mientras que siete helicópteros y un avión de transporte militar estaban en espera.

“Nuestro país se encuentra, por tercer día, lidiando con un fenómeno como no hemos visto en el pasado”, dijo el vocero del gobierno griego Pavlos Marinakis. Algunas zonas, señaló, recibieron más del doble de la lluvia anual de Atenas en un espacio de 12 horas.

“La prioridad absoluta del Estado en este momento es el rescate… de gente de las zonas afectadas por el mal tiempo y la protección de infraestructura crítica”, destacó Marinakis.

Especialistas en rescates rápidos en agua y buzos de las unidades de respuesta a emergencias de los bomberos, al igual que el ejército, participaban en las labores de rescate y trataban de llegar a zonas remotas pese a la destrucción de carreteras, indicó el vocero del departamento de bomberos Vasilis Vathrakogiannis.

Las crecidas se produjeron tras devastadores incendios forestales que consumieron amplias extensiones de bosques y terrenos de cultivo, quemaron hogares y mataron a más de 20 personas.

Se empleaban vehículos oruga y barcos para ayudar a evacuar a la gente, pero los botes no podían llegar a algunos puntos debido al gran volumen de escombros arrastrados por el agua y a la fuerza de los torrentes, de acuerdo con las autoridades.

El ministro de Defensa, Nikos Dendias, acortó un viaje a Dubai y regresaba a Grecia “para supervisar la mayor contribución de las fuerzas armadas para lidiar con las consecuencias del mal tiempo”, según anunció en X, la red social antes conocida como Twitter.

La policía prohibió el trafico en tres regiones, incluida la isla de Scíathos, y envió numerosas alertas de emergencia a los celulares en varias partes del país para que la gente evitara salir al exterior y abandonara los sótanos y pisos bajos de los edificios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *