Espectaculos

El príncipe Andrés se esconde tras el escándalo Epstein

El príncipe Andrés se habría encerrado y se habría alejado de todos, ante las denuncias resurgidas en los últimos días sobre sus vínculos con su amigo pedófilo Jeffrey Epstein. Una fuente afirmó al diario británico The Mirror que el príncipe Andrés “no tiene ni idea de cómo responder” y no se ha aventurado a salir desde que se hicieron públicas esta semana las acusaciones de los archivos Epstein.

El duque de York, de quien se dice que albergaba esperanzas de volver a la vida pública dos años después de haber sido despojado de sus títulos, no ha podido aventurarse a salir desde que se hicieron públicas las acusaciones, que volvieron a traer al ojo público la denuncia que hizo en su contra Virginia Giuffre, con quien finalmente llegó a un acuerdo.

“No tiene el ancho de banda emocional para hacer frente a esto”, dijo una fuente. “Se ha encerrado en una habitación y no sabe cómo responder. Está destrozado”, aseguró la fuente al medio.

El furor que rodea a Andrew, que sigue siendo el octavo en la línea de sucesión al trono, no muestra signos de disminuir después de que cientos de documentos se hicieran públicos la semana pasada. Se hicieron públicos como parte de un caso de difamación civil, resuelto hace tiempo, presentado por Giuffre, contra la socialité británica Ghislaine Maxwell en Nueva York. Maxwell, examante y socia de Epstein, cumple condena de 20 años de prisión, por haber reclutado mujeres, muchas de ellas menores de edad, para satisfacer los deseos sexuales de Epstein.

De acuerdo con dichos documentos, Andrew, de 63 años, manoseó los pechos de la estadounidense Johanna Sjoberg, otra víctima de Epstein, disfrutó de “masajes diarios” en la casa del financista estadounidense en Palm Beach y participó en una “orgía de menores”. El duque ha negado con vehemencia y en repetidas ocasiones todas las acusaciones formuladas contra él.

Los documentos publicados el viernes incluyen la declaración de 2009 de un antiguo encargado de la casa de Epstein en Palm Beach, Florida, que habló de cuánto tiempo pasaba el financista con el príncipe Andrés.

Según Juan Alessi, “el príncipe Andrés pasaba semanas con nosotros” y que, cuando los visitaba, recibía masajes diarios en la mansión.

Alessi dijo que Andrés se quedaba en el dormitorio principal de invitados, que describió como “la habitación azul”. Recordó haber visto a la exesposa de Andrés, Sarah Ferguson, en una ocasión, pero “no creo que durmiera allí”.

Alessi también dijo haber visto a otras celebridades, entre ellas Donald Trump y “un montón de reinas y otros famosos que no recuerdo”.

Trump, cuyo club Mar-a-Lago también está en Palm Beach, iba a cenar a casa de Epstein, dijo Alessi, pero “nunca se sentaba a la mesa”, sino que cenaba con Alessi en la cocina. Al preguntarle si Trump recibió alguna vez masajes, respondió: “No. Porque tiene su propio spa”.

Alessi, que trabajó en la casa de Epstein de 1990 a 2002, declaró en el juicio de Maxwell de 2021 que vio “muchas, muchas, muchas” mujeres adultas jóvenes, a menudo en topless junto a la piscina. También admitió haber robado 6 mil 300 dólares del escritorio de Epstein.

El príncipe Andrés fue criticado públicamente cuando aparecieron fotos suyas visitando a Epstein en Nueva York, incluso después de que el financiero fuera encarcelado en Florida por un delito sexual.

Giuffre demandó a Andrés, acusándolo de haber abusado sexualmente de ella cuando tenía 17 años. Andrés dijo que no recordaba haber conocido a Giuffre. La demanda se resolvió en 2022 sin llegar a juicio, pero las acusaciones dañaron su reputación pública y llevaron a Andrés a retirarse de algunos deberes reales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *