Local

“Era el puro infierno”, narran cómo incendio acabó con 20 jacales en ejido Cristóbal Colón

Cuando comenzó el incendio, pasadas las 14:00 horas del pasado lunes, todos los vecinos intentaron apagar las llamas a cubetazos, pero fueron insuficientes los esfuerzos

El pasado lunes un fuerte incendio sorprendió y dejó literalmente sin nada a familias habitantes del ejido Cristóbal Colon; el recuento fue de al menos una veintena de jacales devorados por el fuego.

“Era el puro infierno, no me imagino cómo es el infierno, pero igualado, duró como dos horas caliente de este lado, por poquito y nos quemamos todos, nada más que cuando ya no pudimos, dijimos ‘no pues ya déjenle’. Pues ya qué hacíamos”, narró uno de los testigos del siniestro.

Quien explicó que pasadas las 14:00 horas del pasado 12 de febrero, cuando se dieron cuenta de lo que ocurría, todos los vecinos de la zona intentaron apagar las llamas con cubetas de agua, pero fue insuficiente porque el fuego se extendió rápidamente.

“Toda la gente estaba afuera, unos sacando tanques de gas, pues explotaron como siete tanques”, abundó el hombre, quien si bien fue también uno de los afectados, prefirió no dar a conocer su nombre.

Él no alcanzó a sacar nada de sus pertenencias, por lo que enlistó parte de sus pérdidas: dos camas, dos televisiones y dos aparatos más para éstas, un porta estéreo, un refrigerador, dos sillones, tres sillas y algunas otras cosas más. Después de la tragedia, sus intenciones solamente son poder volver a construir su jacal.

“…con 10 mil pesos, yo tenía tres jacales. Si voy al aserradero este pedazito de madera me lo van a dar en 10 pesos, ¿qué son 10 pesos, verdad?, pero para comprar como 500, aumenta la cuenta”.

Para comprar el resto de cosas, como camas, sillas, sillones, etc, “batalla uno mucho”. Y es que contó que los vecinos de la zona ya tienen alrededor de ocho años viviendo ahí, y apenas van comprando cosas y terminando sus jacales.

El fuego del pasado lunes además de los cuantiosos daños materiales, dejó sin vida a cuatro perritos, en tanto, una mujer resultó con quemaduras leves, y fueron atendidas tres personas por crisis.

Hoy, el terreno donde había más de 20 jacales, se encuentra solamente con las huellas de los hogares que apenas la semana pasada existían ahí, lo cual marca, aunque complicado, un nuevo comienzo para las familias afectadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *