Local

Adultos mayores son violentados por sus familias, reportan autoridades

Confirman que les quitan sus tarjetas de los programas sociales

Gómez Palacio, Durango.- Ana Isabel Villegas Morales, Coordinadora Regional del Programa Esmeralda, informó que en lo que va del año, son poco más de 100 casos entre hombres y mujeres de la tercera edad que son violentados por sus propias familias al ser abandonados en hospitales así como el hecho de “quitarles sus tarjetas” donde reciben apoyos de programas sociales.

A decir de la funcionaria, este fenómeno ha ido a la alza, sobre todo porque reiteró que además entrar otros conceptos como la omisión de cuidados hacia mujeres de la tercera edad.

“Por ejemplo en esta semana, en este mes hay datos por ejemplo, a los pacientes los dejan en el hospital y sus familiares ya no se responsabilizan; puntualmente son adultos mayores”, añadió.

Recordó que finalmente se trata del delito de omisión de cuidados, tanto de hombres como mujeres, “la parte de nosotros es darles asesorías y realizar la vinculación con otras instancias, son los casos de Gómez Palacio e incluso, llegamos a tener un caso de una mujer que es de Mapimí, hicimos la vinculación y personal de allá nos ayudó a localizar a los familiares”, externó.

Recordó que hay casos de violencia, y ahora con la entrega de apoyos por parte de los diversos programas sociales del Gobierno, se han registrado situaciones donde son los propios familiares quienes les “quitan sus tarjetas” con las que estas personas mayores hacían su cobro en el banco.

“Casos donde los y las sacan de sus casas, les quitan sus propiedades, con el tema de los apoyos económicos”, añadió.

Coincidió con la Segunda Visitaduría de Derechos Humanos y la isma oficina de los Programas del Bienestar donde se confirmó este fenómeno, en el cual es la propia familia quien despoja de sus apoyos a las y los adultos mayores.

De estos son cuatro casos en lo que va de este mes, explicó que en base a las llamadas que ser reciben por parte de las autoridades hospitalarias, “los llevan, los dejan ahí y cuando ya están a punto de darse de alta no hay quién responda el teléfono, entonces nos hemos estado coordinando con Seguridad Pública para que nos ayuden a localizar a esos familiares a hacerles esta invitación”, destacó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *