Mundo

Regresan las protestas a Cuba por la falta de comida de libertad y los apagones diarios

Manifestación en Santiago de Cuba, tras apagón de 6 horas. Díaz-Canel acusa a los «enemigos de la revolución». Rusia envía primer barco con petróleo en un año

ientos de personas se manifestaron el domingo en Santiago de Cuba, segunda ciudad del país, al grito de «‘¡Corriente y comida!», para protestar por la escasez de alimentos y los prolongados apagones diarios en la isla, sumida en una profunda crisis desde hace tres años.

Según testimonios personales y mensajes coincidentes en redes sociales, la protesta fue absolutamente pacífica e iniciada por un grupo de mujeres con hijos con demandas materiales, aunque también se escucharon gritos de carácter político como «¡Libertad!» y «¡Patria y vida!», el lema de las protestas antigubernamentales del 11 de julio de 2021 (11J), las más numerosas en décadas y que envió a la cárcel con largas penas a decenas de cubanos.

Se trata de una de las mayores manifestaciones antigubernamentales registradas en Cuba desde el 11J, junto con las de las ciudades orientales de Nuevitas, en 2022, y Caimanera, en 2023.

Falta de electricidad

La manifestación en la segunda mayor ciudad de Cuba se inició sobre las 15:00 hora local, cuando un grupo de madres se echaron a la calle con sus hijos para demandar comida y leche para los menores en una barriada popular de la carretera del Morro.

Sus quejas se produjeron luego de un apagón de seis horas (de 7.00 a 13.00 hora local) y de que la corriente volviese momentáneamente, para fallar de nuevo poco después. A esas madres se les fueron sumando personas, entre ellas otras mujeres, vecinos y viandantes, hasta sumar varios cientos.

También acudieron al lugar varias patrullas, con agentes que se mantuvieron básicamente alertas y a la espera. Asimismo, se personaron agentes de la seguridad del Estado vestidos de civil.

Algunos policías instaron a los manifestantes a no grabar videos con sus celulares (aunque varios se difundieron por redes sociales) y también impidieron que la protesta se moviese hacia el parque Céspedes, como pretendían algunas de las madres.

Son “terroristas de EU”

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, acusó a los «enemigos de la revolución» de tratar de «aprovechar» las protestas de este domingo en el oriente de la isla por falta de corriente y comida con «fines desestabilizadores».

«Varias personas han expresado su inconformidad con la situación del servicio eléctrico y la distribución de alimentos. Este contexto se intenta aprovechar por los enemigos de la Revolución, con fines desestabilizadores», escribió el presidente en las redes.

Agregó que «terroristas radicados en EU incentivan acciones contra el orden interior del país», en referencia a una lista que difundió Cuba hace unos meses en la que incluía a opositores, activistas e «influencers» radicados principalmente en Florida.

Tres años de grave crisis

Cuba lleva más de tres años sumida en una grave crisis económica con escasez de básicos (alimentos, combustible y medicinas), inflación galopante, prolongados apagones diarios y una creciente dolarización, lo que ha provocado una migración sin precedentes y un fuerte descontento social.

Los apagones se han agravado en los dos últimos meses por las averías de las obsoletas centrales de factura soviética y falta de combustible, con tasas de déficit de hasta el 45% en los momentos de mayor demanda. Los cortes suman más de 10 horas al día en muchas provincias del país.

La pandemia, el endurecimiento de las sanciones estadounidenses y errores endógenos en política económica y monetaria han agravado en los últimos tres años los problemas estructurales del sistema cubano.

Rusia envió a Cuba buque con 650 mil barriles

Pocas horas antes de que trascendiera la protesta, se conoció que Rusia envió al régimen aliado de Cuba un buque con 650 mil barriles de crudo – valorados en casi 50 millones de dólares- para paliar su crisis energética, con apagones que afectan a la mitad del territorio y que se han extendido hasta más de 10 horas diarias, según se conoció este domingo.

El petrolero partió de territorio ruso el pasado 9 de marzo y se estima que arribe a Matanzas (occidente de Cuba) a finales de este mes. Se trata del primer envío de crudo de Moscú a La Habana en más de un año.

De acuerdo con el Instituto de Energía de la Universidad de Texas, en los primeros dos meses del año, Caracas envió a Cuba 35,000 barriles diarios (bpd), por debajo del promedio de 57,000 de 2023.

México envió el año pasado más de 5 millones de barriles a la isla, por un valor total de 391 millones de dólares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *